¡Qué pantalones!

¿A que tienes un amigo que abusa de ti?

— David, tráeme una cerveza, pero que esté bien friiiiia.

— ¡Qué pantalones!

Esta es una expresión que utilizamos para criticar una conducta impropia, impertinente o abusiva.

Según el libro “Los que dicen ¡ay bendito!” (2000), el dicho es un eufemismo, ya que sustituye a la expresión explícita y vulgar, ¡qué cojones! La misma es muy usual en el habla coloquial de los hispanohablantes. Por otra parte, la frase tiene una relación semántica entre pantalones y cojones, porque la prenda de vestir cubre a los genitales masculinos.

El dicho cambia cuando una mujer actúa de forma impertinente o descarada. En Puerto Rico y en otros países de América, se dice ¡qué pantaletas! Esta expresión, hace referencia a la ropa interior femenina, entiéndase, a los bloomers o panties.

En la frase “qué pantalones”, asociamos la desfachatez y el descaro de una persona  con el tamaño de los genitales.  Otras variantes son: tener más huevos que una arenca, tener más huevos que una fanduca, ¡qué clase de ovarios!, ¡hay que tener un par de cojones!

malestacionado-300x225

Imagen de: imakinaria.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s