La palabra del día

Bellaca/Bellaco y su significado en otros países

Si quieres te la saco
Dos trago’ y sabes
Que me pongo bellaco
No somos na’
Pero estamo’ envuelto’ hace rato

Residente & Bad Bunny – Bellacoso

En Puerto Rico, la palabra «bellaca/bellaco» es considerada tabú, aunque cada vez es más normal escucharla entre jóvenes. El término hace referencia a una persona que le gusta mucho el sexo o que está excitada sexualmente.

En el caso de los objetos, se dice que algo está «bellaco» cuando es extraordinario o despierta los sentidos de una manera única. Ejemplo: «Ayer, vi un carro convertible rojo que se veía bien bellaco».

Significado en otros países

A pesar de lo antes expuesto, esta palabra se utiliza en muchos otros países, con significados completamente diferentes. Algunos ejemplos son:

  • Español general – Persona mala o ruin
  • Argentina, Chile, México y Uruguay – Un caballo difícil de domar
  • Cuba y República Dominicana – Persona traviesa, que le gusta hacer maldades. Se usa, especialmente, en el caso de los niños (lo que, en Puerto Rico, llamamos un sajorí)
  • Panamá – Una persona hábil y digna de admiración. También, se utiliza para describir a alguien que utiliza sus habilidades para sacar beneficio, aunque perjudique a los demás.
  • Perú – Plátano grande que suele comerse frito.

3 comentarios en “Bellaca/Bellaco y su significado en otros países”

  1. Esta viene justo en el momento en que pensaba preguntarte o pedirte que sacaras algo sobre la palabra ‘bicho’, que en Puerto Rico universalmente y exclusivamente se identifica con el nombre del órgano sexual masculino. Por lo que he podido observar desde You Tube, en el resto del mundo hispano parlante, que dicho sea de paso abría que ver si es un término correcto o por lo menos exacto, bicho se refiere a insecto, aparentemente de todo tipo, sin cualificaciones. Nunca puedo percatarme de una especie de «shock light» que experimento cuando me lo tropiezo en la televisión española o de cualquier otra parte de America Latina.
    Aunque este no es el único término usado para el órgano sexual masculino, es el mas reconocido sin lugar a dudas porque otros términos no gozan del mismo tipo de reconocimiento inmediato como refiriéndose a lo que denomina. Respecto a otros nombres en otras partes, eso también puede ser interesante porque está el asunto del efecto que trae la connotación común, callejera, soez,vulgar, maliciosa y provocativa en lo referente específicamente al evento de tener relaciones sexuales. El término ‘pene’ puede sonar como técnico y asociado a cosas como un tubo de ensayo exclusivamente para usarse como receptáculo de agua esterelizada y en algunos contextos te puede hacer objeto de burlas, vacilones y vellones. Vaya también con la evolución hacia ‘bichote’ que se remite a otra cosa totalmente diferente y hasta implicaciones políticas puede adquirir.
    Con lo de ‘bellaco’ sucedía algo similar aunque los ejemplos que mencionas indican que se ha expandido, para mi muy sorpresivamente. Este tipo de sorpresa sigue sorprendiéndome a pesar de lo fecuente, porque como Baby Boomero de primera cámada, me encuentro constantemente con el cambio en su uso y referencia que han experimentado palabras que conocí desde mi juventud, de la adolescencia en adelante. Un ‘bayú’ era una fiesta de considerable velocidad de y para varones homosexuales, un ‘tripeo’ surgió del ‘trip’, arrebato con alucinógenos de la época hippie, cabrón era ‘la palabra que no se le dice a un hombre casado’, así mismo, porque incluso era arriesgadisimo que se te zafara dándo lugar a que se interpretara que te estabas refiriéndo a alguién especifico. Su evolución hacia algo que está cabrón, incluso una persona, ser un cabrón, de manera casual, que una mujer se dirija a un hombre como cabrón, inclusive su marido, o una mujer como cabrona; un disparate impensable porque ya que pegarle cuernos a tu mujer era casi un derecho humano, ni siquiera ameritaba que se le denominara de ninguna forma.
    Te me sigues colando en la imaginación Sheila Te Ene, te deseo lo mejor.

    1. Cierto, Wilfredo. Nunca deja de impactarme cuando otros hispanohablantes se sueltan el «bicho» como Juan por su casa. Gracias por su aportación, y qué bueno que siga encontrando respuestas en este espacio. Un abrazo.

  2. Luego de someter mi comentario me percato de que ya efectivamente habías hecho una entrada con ‘bicho’ y que incluso yo la había comentado. Incluíste también ‘bichote’. Nuevameente gracias por tu trabajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s