La palabra del día

¡Válgame!

¡Válgame Dios! Qué revolú ha hecho este muchacho aquí.

Tanto en situaciones alegres como complicadas, para expresar preocupación u emoción, utilizo la expresión “válgame”. Y, en varias ocasiones, con solo escucharme decir ese término, las personas pueden deducir que soy de San Sebastián (y algunos preguntan que si soy de Moca).

Sigue leyendo “¡Válgame!”
Lecturas recomendadas

Primera Hora: Expresiones que nacieron en Caguas

Presiona aquí para ver la columna del doctor Gabriel Paizy sobre expresiones puertorriqueñas que nacieron en el Municipio de Caguas:

Sigue leyendo “Primera Hora: Expresiones que nacieron en Caguas”
La palabra del día

Potoroca

Si un puertorriqueño deja las llaves encerradas en su carro, luego de un día muy ajorado, es muy probable que exclame indignado: ¡Me cago en la potoroca!

La palabra “potoroca”, contenida en la expresión antes mencionada, se usa en Puerto Rico como una “exclamación que denota contrariedad, impaciencia o enojo”.

Según el libro Los que dicen ¡Ay bendito!, “me cago en la potoroca” es un sinónimo de “¡me caso en na!” y de “¡me cago en la óspera!”.

Por su parte, el “Tesoro lexicográfico del español de Puerto Rico” establece que “potoroca” es un afronegrismo, contribuido por los negros angloantillanos, al léxico del dialecto puertorriqueño.

Este diccionario sugiere que el vocablo pudo haber surgido de “[potorika]”, pronunciación derivada de Porto Rico, denominación que alguna vez le otorgaron a nuestra isla.

Una segunda acepción que ofrece el Tesoro para “potoroca” es: cosa o sitio imaginario nombrado cuando se insulta a alguien. Asimismo, la potoroca fue una ayuda federal de alimentos, a la que también se le conoció como “mandoca”.

Gracias a la “Pelu Vélez” por sugerirnos esta palabra.